Depósitos de Agua para el Riego

Rate this post

Regar bien las plantas y que no les falte -ni les sobre- agua es tan importante sino más que tener unas buenas herramientas. Tu plana se secará en un abrir y cerrar de ojos si su raíces no reciben el agua que necesitan.

Al no ser que vivas en el País Vasco, en Reino Unido, o en cualquier otro lugar donde llueva muy a menudo, vas a necesitar regar las plantas y estar pendiente de manera constante. Sobre todo si son plantas que dan frutos, tales como las calabazas, los melones, las sandías o los tomates.

Con lo caro que está el recibo del gas, de la luz y del agua, es interesante aprovechar al máximo el agua de la lluvia y para ello te recomendamos el uso de depósitos para que se llenen cuando haya excedente y puedas tirar de ellos en periodos de sequía.

Hay depósitos de muchos tamaños, y precios, pero no te asustes al verlos, ya que algunos valen auténticos dinerales. Sin embargo para ti lo más probable es que con uno de 100 litros vayas servido para empezar.

Por qué comprar un depósito de agua para el riego?

Los depósitos de agua son tremendamente útiles para aprovechar el agua de la lluvia y almacenarla, de forma que luego podamos aprovecharla para regar nuestra huerta sin necesidad de recurrir al agua del grifo.

Cuando llueve, es importante recoger todo el agua posible y acumularla en nuestro deposito, para así después poder acoplarle una manguera y utilizar este agua como mejor nos convenga.

Esto nos permitirá por un lado un ahorro importante en la factura del agua, y por otro, al estar reduciendo nuestro consumo de agua, estamos de algún modo colaborando y evitando la desertización de nuestra península, un problema cada vez mayor y con difícil solución.

En nuestra opinión, debería ser obligatorio por ley disponer de depósitos para no malgastar agua innecesariamente.

También hay gente que reutiliza el agua sobrante de los “pingüinos” de aire acondicionado, y multitud de iniciativas que persiguen los mismos objetivos, reducir nuestro consumo desenfrenado de agua, sobre todo en los meses más calurosos del año.

Por todo esto, almacenar agua en recipientes de gran tamaño vale la pena, y por eso te re

¿Tienes alguna pregunta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *